¿Estás preparado (como organización) para enfrentar los retos del distanciamiento social?

La sociedad, en todas sus manifestaciones, demuestra no estar preparada para un mundo socialmente distante. La irrupción de la pandemia del coronavirus así lo manifiesta y pone en evidencia que, aunque resulte paradójico, la realidad virtual aún no está “materializada”.

Y es que no puede la sociedad ir en contra de su naturaleza y negar el contacto social, el intercambio de ideas y pareceres que ha sido, hasta ahora, fundamental para la evolución de la especie.

Pero existen tareas y actividades que son perfectamente realizables desde las plataformas virtuales y que mantendrían activa la economía de buena parte de la población, reduciendo además los costos asociados a las mismas.

Un ejemplo de ellas es la reciente reunión “virtual” de los países OPEP y no OPEP para resolver el problema de los precios en el mercado. Debido a la pandemia del coronavirus los delegados petroleros se reunieron de forma virtual y ¡sorpresa! (valga el comentario) llegaron a un acuerdo que no había sido posible, por lo menos, en todo el año 2019. Ahora bien, calculen el ahorro que representó esta reunión al estimar el costo de una cumbre presencial de países, tomen en cuenta solamente transporte, alojamiento, comida y seguridad y ciertamente será una cifra grosera.

Así se han dado, que uno conozca, cumbre virtual del G20, cumbre de la Unión Europea. Acá en nuestro país, con todo y las limitaciones, mi hija “salva el año” vía web. Y en el mundo del espectáculo, podemos ver versiones a distancia de programas tan disímiles como: El Hormiguero (Antena 3) o Cartas Sobre la Mesa (Telesur).

Me mudé a la red

El sector servicio es el que ha sabido aprovechar mejor esta coyuntura y utiliza constantemente las redes para promocionarse. Los delívery (entrega en la puerta de tu casa) son el “pan nuestro de cada día” incluyen medicamentos, comida, víveres, hasta servicios como lavado de autos, corte de cabello, jardinería, plomería, etc. Los ejemplos abundan.

Otros servicios profesionales también se han soportado en la web y vemos, con mayor frecuencia consultas personalizadas en medicina, siendo las más comunes (debido a las consecuencias de la cuarentena) las siquiátricas. Aunque, los sicólogos y terapeutas, ganan un poco de espacio en la web.

Hoy y con visión hacia el futuro, la presencia en web es indispensable.  Si esta afirmación era contundente, a partir de ahora será clave en la supervivencia de cualquier actividad económica, dentro y fuera del país.

El gerente debe cambiar de paradigma y ajustar todos los recursos aprendidos al uso de herramientas virtuales. Desde reuniones productivas (video conferencias)  hasta coordinación de proyectos con seguimiento a través de recursos electrónicos.

Si tu intención es mantener tu emprendimiento activo debes prestar atención a la siguiente recomendación:

  • En primer lugar, atender el proceso comunicativo de tu organización o emprendimiento como un todo. Debes ajustar una estrategia comunicacional a tu plan de negocios.
  • En este sentido es imperativo poseer sitio web (sede virtual) y sistema de comunicación fundamentado en RRSS.
  • Debes tener una estrategia de contenido de tus mensajes.
  • Genera una estrategia para el uso y aprovechamiento de medios virtuales y tradicionales.

Y hazte las siguientes preguntas:

  • ¿Tengo consolidada mi imagen gráfica (Logo, identidad, colores)
  • ¿Conocen los trabajadores de mi emprendimiento esta identidad, su significado?
  • ¿La gerencia se comunica eficientemente con los integrantes de la organización?
  • ¿Tengo sitio web?
  • ¿Tengo redes sociales?
  • ¿Tengo clara mi intención al comunicar?

Si tienes sitio web y redes entonces pregúntate:

  • ¿Tengo una política editorial para mis emisiones, que me indique contenido y frecuencia de publicaciones?
  • ¿Hago publicaciones en mi web?
  • ¿Es útil el contenido de mi web?
  • ¿Mis clientes interactúan a través de los canales que les ofrezco?
  • ¿Está actualizada la información de la web?
  • ¿Muestro mi catálogo de productos y/p servicios?
  • ¿Muestro mis ventajas ante la competencia?
  • ¿Mis trabajadores utilizan mis medios para obtener información de la empresa?
  • ¿Mis vendedores o representantes utilizan los recursos web como una herramienta de ventas y mercadeo?
  • ¿Tengo claro los siguientes conceptos?:
    • Alojamiento, espacio en disco
    • Dominio
    • Extensiones de dominio
    • Red Social
    • Hashtag
    • Numeral
    • Seguidor
    • Amigo
    • Fan Ppage
    • Comunidad Virtual
    • Post, repost / tweet, re-tweet
  • ¿Estás seguro de la “sanidad” de tu cuenta?
  • ¿Sabes lo que es una comunidad virtual?
  • ¿Sabes lo que es crecimiento orgánico?

Hay que estar consciente que siempre comunicamos, que el silencio es una forma de enviar un mensaje.

Cada gesto, cada emisión que hacemos, hasta lo que dejamos de hacer dice algo de nosotros y de nuestra organización. Controlar estos mensajes es fundamental en la era post coronavirus, ya que no habrá reconocimiento o contacto interpersonal que logre disipar las dudas sobre nuestra personalidad. En esta nueva era la reputación virtual cobrará un valor insospechado. Las referencias de clientes y hasta de los mismos trabajadores podrán marcar la diferencia en las decisiones de compra. Hay que verlos como un activo indispensable de tu organización.

Claves de este momento:

Virtualizar tus canales de comunicación, comercialización, compra, relaciones con clientes, proveedores y tareas (seguimiento, control, supervisión, I&D) laborales.

Honestidad al comunicar.

Visión innovadora y creativa al momento de abordar problemas. Todo lo que conocemos vale poco. La intuición que nace de la experiencia es una excelente herramienta.